La artrosis es una enfermedad de evolución lenta, caracterizada por el desarrollo gradual de dolor articular, envaramiento y limitación del movimiento, todo ello producido por una degeneración del cartílago articular .

Un tratamiento específico que retrasa el deterioro de este cartílago, el ácido hialurónico, se ha convertido, según los expertos, en una opción fundamental en la terapia intraarticular, ya que actúa de forma local en el punto donde se encuentra el problema, aliviando el dolor de forma efectiva y retrasando la formación del proceso artrósico sin afectar a otros órganos. Además, a diferencia de los tratamientos clásicos, no posee efectos secundarios para el paciente.

El ácido hialurónico (que es un glucosaminoglicano que forma parte de la matriz extracelular del cartílago y está presente en el liquido sinovial de las articulaciones, en la piel, las paredes de los vasos sanguíneos, el cordón umbilical y el humor vítreo) es una sustancia con propiedades viscoelásticas que además posee evidentes efectos biológicos, descritos in vitro, que explican su eficacia clínica para controlar los síntomas (dolor e incapacidad funcional) y frenar la destrucción del cartílago.

En este sentido, se señala que el ácido hialurónico se muestra como una terapia segura y eficaz en la reducción del dolor asociado con artrosis de rodilla, y se añade que la acción de administrarlo es una valiosa alternativa para los pacientes en los que la medicación tradicional o la cirugía no son opciones válidas o resultan ineficaces.

El ácido hialurónico “es un tratamiento específico y seguro para pacientes con artrosis” , destacando que los pacientes a los que se les administra presentan un índice de coste-efectividad y coste-utilidad absolutamente competitivo respecto a los parámetros determinados por consenso para tratamiento de la artrosis, obteniendo una mejoría de la función de la rodilla, de la salud relacionada con la calidad de vida y una reducción de los niveles de reacciones adversas sistémicas . El ácido hialurónico representa un paso importante en el tratamiento de la artrosis.