Autohemoterapia mayor: Con total asepsia se extraen, en un sistema cerrado estéril, se tratan con ozono médico, unos 100-225 cc. de la sangre del paciente, que se retransfunde inmediatamente.

Autohemoterapia menor: Se extraen 10 cc. de la sangre del paciente, se mezclan con 10 cc. de ozono y se inyectan por vía intramuscular.

Local o externa: Se aísla la zona con un accesorio plástico o bolsa, se extrae el aire restante y se inyecta en ella una atmósfera de ozono médico.

Inyección intradérmica: Se toma el ozono en una jeringa (hasta de 50 cc.) y se administra intradérmicamente con una aguja de mesoterapia, distribuyéndolo en la zona deseada, en porciones de 1 a 2 cc. por punto.

Inyección intramuscular: Se recoge el ozono en una jeringa (10 cc.) y se inyecta muy lentamente en el músculo, con aguja intramuscular de 3-4 cm. Puede hacerse, inclusive, en los músculos paravertebrales.

Inyección intra-articular: Se extrae el ozono en una jeringa (10-20 cc.) y se introduce muy lentamente en la cápsula articular, con aguja de 4 cm.

Inyección paravertebral: Tras obtener el ozono en una jeringa (10-50 cc.) se inyecta muy lentamente al lado del disco intervertebral, previa anestesia de la zona a inyectar.

Inyección peri-articular:: En una jeringa de 10-20 cc. se inyectará intradérmicamente el ozono con una aguja de mesoterapia, distribuyéndolo en la zona periarticular.
Más información

Inyección intradiscal: Debe realizarse en quirófano y con amplificador de imagen. Se emplea una aguja especial que permite penetrar el disco y desde un abordaje percutáneo, se inyecta ozono (10-20 cc.), dentro del disco.

enfermedades2+g
Más información

Insuflación rectal y/o anal: Se aplica Ozono por vía rectal con una delgada sonda que se introduce no más de 4 cms. en el canal ano-rectal. El procedimiento es rápido e indoloro, rara vez provoca molestias y cuando se presentan, obedecen a la distensión intestinal que puede provocar la insuflación, son pasajeras y bien toleradas. Está indicado en patología inflamatoria intestinal como Colitis Ulcerosa, Enfermedad de Crohn, divertículos, Colitis inespecíficas, parasitosis, infecciones intestinales, fisura anal, etc… Así como también en patologías donde se persigan objetivos sistémicos y generales, mismas enfermedades y problemas donde está indicada la administración endovenosa. Por vía rectal y anal el ozono es absorbido rápidamente por los numerosos vasos sanguíneos que hay en la zona y permite alcanzar objetivos sistémicos.

Infusión directa intravenosa lenta: Es la introducción lenta de ozono, con bomba de infusión, directamente en vena, consiguiéndose unos resultados mucho más rápidos y efectivos que las otras vías sistémicas de administración.

Infusion directa intravenosa lenta g

Tratamiento cutáneo externo: Mediante una bolsa de plástico se rodea la zona a tratar. Se insufla en el interior de la bolsa una ráfaga constante de la mezcla de ozono/oxígeno durante tres veces por semana dependiendo del tratamiento. El ozono actuará como un agente germicida local. Este método es utilizado principalmente en patología vascular (gangrena instaurada, ulceraciones, cicatrización y desinfección de heridas, infecciones polimicrobianas de pacientes diabéticos, etc).

Ulcera varicosa 1 g

ulcera varicosa 2 g